Los Secretos de Pulcinella

Los secretos de Pulcinella, los secretos de Nápoles*

Por Maria Franchini para la revista Altritaliani

Pero, ¿quién es realmente Pulchinella? La máscara de la Commedia dell`Arte, e incluso la varias versiones extranjeras, tienen muy poco en común con el Pulcinella napoletano, personaje clave de la cultura partenopea (1) que se halla en estado latente en el espíritu de todos los napolitanos, un pueblo que como él, es maestro en el arte de conciliar los opuestos, y que ni siquiera se contradice al hacerlo.
Busto homenaje a Pulcinella por Lello Esposito

Busto homenaje a Pulcinella por Lello Esposito

Abundan las teorías sobre el origen de Pulchinella (Pulicenella en Napolitano), y sin embargo la máscara más “imitada” en el mundo, sigue siendo un misterio. De hecho, a partir del siglo XVII, empiezan a aparecer Polichinelle en Francia, Punch en Inglaterra, Karagoz en Turquía, Don Cristóbal en España, Kasperle en Austria, Hanswurst en Alemania, Toneelgeken en Holanda, Petruska en Rusia y así sucesivamente … todas falsificaciones que se le asemejan vagamente en la forma, y en nada en cuanto al contenido.

El orígen de este personaje no es lo único que genera interpretaciones dispares, sino que su simbología también es controversial. La más fiable, en mi opinión, es la de Roberto De Simone, una autoridad absoluta en materia de tradiciones de la Campania, brillante investigador y autor de libros únicos en su especie quien supo afirmar que Pulcinella representa en todos los sentidos, el universo popular napolitano, que desde hace milenios exorciza sus angustias existenciales con la invención de símbolos, danzas y, en este caso, también personajes.

Los roles que desempeña son tan numerosos como los defectos y cualidades de un pueblo. Pulcinella, maestro de la dualidad, puede ser cómico y trágico, ingenuo y avispado, agradable y arrogante, rico y pobre, cobarde y valiente, irremediablemente estúpido y sorprendentemente ingenioso, el hecho es que siempre se las arregla para levantarse de las cenizas, como todo buen napolitano, capaz de realizar cualquier trabajo, incluso de inventarse uno, ya sea para sobrevivir a las invasiones extranjeras, a las guerras incesante, a la cólera del Vesubio … Como acertadamente dijo Benedetto Croce, ‘Pulcinella no es un personaje, sino un conjunto de personajes.’

pulcinella x 3 triccaballacche

Su ambivalencia intrínseca y absoluta, refleja perfectamente la cultura napolitana, en la cual reina la dualidad. Él es un tierno enamorado pero a menudo lujurioso, y su nombre termina con género femenino; la iconografía lo muestra a veces dando a luz pequeños clones de pulcinella que salen de su joroba, representación fiel del mito del hermafrodita, otra constante en la cultura napolitana. Por otro lado, para los alquimistas, el hermafrodita es el ser perfecto que resume lo masculino y lo femenino, y por lo tanto, el universo.

Pulcinella no se calla nunca, de ahí la frase “secreto de Pulcinella” o sea “secreto a voces”.
A diferencia de los personajes de la commedia dell’arte, que ya están ya estereotipados y sólo aparecen a veces en los escenarios o durante el Carnaval, en Nápoles Pulcinella es omnipresente: está en tiendas de souvenirs, galerías de arte, en los teatros, donde los principales actores (como Eduardo de Filippo, Massimo Troisi, Massimo Ranieri, etc …) han brillado luciendo la máscara negra con pico de pájaro.

Aqui la inmensa figura de Eduardo de Filippo explica la teatralidad de Pulcinella

En el centro histórico se le dedicó un busto, obra del famoso escultor Lello Esposito, que le dedicó una vida a los Pulcinella (vídeo de la inauguración del busto Pulcinella en el centro la lengua napoletana está impregnada por Pulcinella, en los modismos en los que aparece

De hecho, Pulcinella es inmortal. Pero shhh … es un secreto!

Algunas frases, proverbios y aforismos en los que aparece en Napolitano la figura y la sabiduria de Pulcinella:

– Dicette Pullecenella: Nce stanno cchù ghiurne ca sasicce –  Como dijo Pulcinella: hay más días en un año que salchichas.
– Dicette Pullecenella: I’ nun so’ fesso, ma aggi’ ’a fà ’o fesso, pecché facenno ’o fesso, ve pozzo fà fesse! – Pulcinella dijo: no soy tonto, sino que debo parecer un tonto, ya que pareciendo un tonto, puedo tomarlos por tontos (engañarlos).
– A carocchia a carocchia Pulicenella accerette ‘a mugliera. –  De a una bofetada a la vez, Pulcinella mató a su esposa (= podemos matar de a pulgadas)
– Dicette Pulicenella: ’a meglia mmedicina? Vino ’e cantina e purpette ’e cucina. –  Pulcinella dijo: la mejor medicina? Vino de bodega y albóndigas de cocina .
– Dicette pulicenella: pe mare nun ce stanno taverne.- Pulcinella dijo: en el mar no hay tabernas (= refugio).
– Dicette Pulicinella: a cca’ me trase e p’ ’o culo m’jesce- Pulcinella dijo: lo que me entra por acá, me sale por la espalda (te escuchan sólo las paredes porque no me interesa!).
– Dicette Pulicinella: mangiammo e bevimmo finché c’è uoglio a ‘sta lucerna, chi sa’ si all’auto munno c’è lanterna, chi sa’ si all’auto munno c’è taverna.- Pulcinella dice: comamos y bebamos hasta que no haya más aceite en la lámpara, porque no sabemos si en el más allá no habrá luces, o si habrá tabernas
– Dicette Pulicinella: ‘Nu maccarone vale cchiù ’e ciente vermecielle. -Pulcinella dijo: un solo maccarone vale más que un centenar de espaguetis (un bueno vale más de un centenar de mediocres).
– A’ Pullecenella ’o vedono sulo quanno va ’ncarrozza. – A Pulcinella lo ven sólo cuando viaja en carro (= cuando está feliz).
– Manna’ ‘o paese ‘e Pullecenella. – Mandar a alguien a la tierra de Pulcinella (= a la mierda)
– Pulicenella, quanno nun tene che dicere, arape e chiure ’a vocca. – Cuando Pulcinella no tiene nada que decir, abre y cierra la boca. “

AHORA YA CONOCEN SUS SECRETOS !!

(1)Partenopeo: a) identificado con la República Napoletana durante el Reino de Nápoles, bajo la influencia de la revolución francesa. Republicanismo aristócrata. b) Por extensión, hoy: sinónimo del adjetivo “napoletano”.

* clic para ver el artìculo original en italiano

Maria Franchini*Maria Franchini fue guía de los monumentos de la región Campania por 15 años y conferencista. Nació y vivió en Nápoles hasta su llegada a Francia en 1979. Es periodista y autora de libros y artículos, es una apasionada conocedora de la cultura napolitana y experta en civilización greco-romana, cuenta con varias publicaciones sobre el tema. Trabaja para el Centro de Cultura Italiana en París, en el cual dicta cursos de idioma napolitano, conferencias y seminarios sobre estos temas de su predilección.

Links de Maria Franchini y sus publicaciones:

Comentarios