Claudia Acuña 31 agosto, 2016
 
Italia es el pais con más acción sísmica de todo el Mediterráneo. Más de un tercio de los 1.300 terremotos con poder destructivo sucedidos en el segundo milenio,  en el Mediterráneo, ocurrieron en Italia.
Friuli, Irpinia, Umbria en el siglo pasado. En lo que va de este siglo Abruzzo, Emilia Romagna y hace días le «tocó» al Lazio. Una vez más la tierra tiembla en la peninsula, y sin embargo, conociendo la previsibilidad estadística, poco o nada se ha hecho para proteger el patrimonio cultural y las vidas.
 trema la terra
Entonces uno se pregunta ¿es la Tierra la que inevitable e irremediablemente se empecina contra el hombre, o viceversa?

Una canción para pensar.

Recordamos en estos dia la canción interpretada por la gran cantante y amiga Lucilla Galeazzi, que en ella le canta a su Umbria devastada por el terremoto de 1997. Una durísima canción contra la guerra que el hombre también le declaró a la tierra.

«Tierra no destroces a los inocentes, arrasa a quien te hiere» a quien especula con la reconstrucción, con las Nuevas Ciudades, a quien la misma noche del terremoto disfruta pensando en las licitaciones que ganará, a quien en lugar de asegurar las escuelas o las casas, tiene intención de invertir en más obras de construcción de Trenes de Alta Velocidad (TAV),  quienes dinamitan el terreno, multiplicando voladuras, guardando material explosivo que luego causa «siniestros», «accidentes» imprevistos, nombres que ocultan proyectos de altas ganancias empresariales, con medios de comunicación cómplices de los fatales impactos ambientales.

 

 

Aquí nuestra traducción al castellano de esta impecable canción :
Tiembla, la tierra tiembla, tiembla la tierra
braman las casas e iglesias
sufre, la tierra sufre y se revuelca
agita montañas y valles
lloran santos y humanos sobre las tumbas.
 
Toda una vida gastada por esta casa
y ahora que es lo que queda?
Solo las manos para poder excavar
en medio de los escombros
tierra desagradecida  ¿porque me has traicionado?
Cúpulas de afrescos destrozadas
monumentos de la memoria
ojos que ya no tienen más lágrimas
Coraje, una vez mas
hay que recomenzar.
 
Tierra, qué futuro nos reservas.
por que caminos nos llevas?
Giras, vuelves a girar siempre, sin detenerte
como no te cansas
tiemblas, te derrumbas, te hundes y luego remontas.
 
Como un animal herido, luchas
gritas, te sacudes
escupes rios de lava, aludes de barro
avalanchas de tierra y nieve
le cambias la cara al mundo en un segundo
traes ruina, congoja y tormento.
Tierra, que eres tan bella y abandonada
explotada y humillada
Hambre, tienes tanto hambre, tienes tanta sed
y el desierto te traga
tus hijos huyen hambrientos.
 
 Tierra no destroces a los inocentes,
arrasa a quien te hiere
a quien te atormenta, a quien te envenena
a quien de tí no se apena
estos sí, son tus enemigos
estos sí, son mis enemigos.
 
Ah, si yo también pudiera hacer temblar el mundo!
inundar de fuego a los hipócritas
derramar fango sobre los criminales
toda mi fuerza te daría
para librarnos de los males!
 
Tiembla la tierra.
Bim Bum Bam.

 Análisis del terremoto de Emilia Romagna  por Alessandra Daniele.

Y ahora una mirada sobre el terremoto que se rehusa a considerarlo una catástrofe natural donde victimas y victimarios son alcanzados de igual manera. Se trata aquí del sismo ocurrido en Emilia Romagna en el año 2012. En los dias siguientes, los empresarios obligaron a los trabajadores a retomar la producción no obstante la evidencia de los daños sufridos por los obreros en sus casas y el peligro de nuevos derrumbes. Los mismos empresarios que luego de  haber ahorrado en costos de costrucción, desentendiendose de los riesgos, llegan a pedir financiación pública para la reconstruccion de fábricas colapsadas sobre los cuerpos de los obreros. Algunos se preguntaron tambien en aquella ocasión: que hubiera pasado si las luchas sociales no hubieran logrado detener a los especuladores que querian construir un megadeposito subterraneo de gas metano en el area sismica de Rivara (fraccion de S. Felice).  Se trataba del proyecto de almacenamiento de gas avalado en esos años por  el gobierno italiano y la empresa ERS.
Obrero muere en obra que colapsó luego del terremoto
Obrero muere en obra que colapsó luego del terremoto
«De 24 víctimas del terremoto en Emilia, más de la mitad son trabajadores. Habiendo vuelto al trabajo demasiado temprano, en el interior de galpones demasiado inseguros. A los trabajadores se les pidió pagar el precio más alto por la crisis, y están pagando con sus vidas.
¿Por qué?
Entre los teóricos de la conspiración que se las ingeñan para dar razones geo-físicas estilo ciencia ficción del terremoto, o los apocalípticos que hablan del final del milenio mirando las alineaciones astrogeologicas, habrá acaso uno que quiera explicar esto, que quiera responder a esta pregunta del milenio: ¿Por qué, por qué, de nuevo se joden los obreros?
¿Porque en cada crisis siempre se busca dinero donde menos está, se le pide que paguen a los que ya han pagado, se enviará a morir primero, en una trinchera o en una fábrica, siempre a alguien que ya ha tenido una vida más dura?
Si la diferencia de clases es sólo una ilusión óptica dada por la alineación entre Urano y el Carajo, porque de los muertos bajo los escombros más de la mitad son trabajadores?
¿Cómo es que, incluso sin terremotos, la lista de muertes en el trabajo siempre parece un parte de guerra?
Porque es una guerra.
Una guerra negada por los medios de comunicación, como todas las guerras contemporáneas llamadas »misiones de paz, una guerra cuya verdaderas razones depredadoras se las disfraza con la indispensable defensa de dogmas altisonantes, como las guerras de todos los tiempos. En el siglo 15 se moría por consubstancialización del cuerpo de Cristo. Hoy en día, se muere por Balanza de Pagos.
Una guerra de clases, que se está convirtiendo en una matanza de clase, porque, como en todas las guerras contemporáneas, el que es atacado no tiene el derecho a defenderse, sin ser tachado de terrorista.
Si el terremoto no se puede predecir con exactitud, la explotación de los trabajadores en cambio sí, y con precisión matemática. Sin embargo, aun eso es ahora considerado por la mayoría una «consecuencia inevitable» de las leyes de la naturaleza, un subproducto de las conjunciones astrales.
Sin embargo, la verdad está alli. Los que tienen dinero y poder conservan dinero y poder y los incrementa mediante la explotación del trabajo de los demás. Independientemente de la nacionalidad, la religión, o del zodiaco. Si la tierra tiembla, quien posee dinero y poder, relocaliza su negocio.
Y los trabajadores mueren.»
Para otros análisis sobre estos temas con miradas críticas, ver el sitio CANZONI  contro la Guerra.
Comentarios